"Lo que no se mide, no se puede mejorar" -

Procesando información ...



Empleo productivo del tiempo pasado en el aula

Las investigaciones realizadas por la UNESCO han revelado que los dispositivos móviles pueden ayudar a los instructores a emplear con mayor eficacia el tiempo de clase. Cuando los educandos utilizan tecnología móvil para realizar tareas pasivas o de memorización, como escuchar una clase o repetir la información en casa, disponen de más tiempo para debatir ideas, compartir distintas interpretaciones, trabajar en equipo y participar en actividades de laboratorio en la escuela y otros centros de aprendizaje. Lejos de aumentar el aislamiento, el aprendizaje móvil ofrece más oportunidades de cultivar las competencias complejas necesarias para colaborar con otros de manera productiva.

Un modelo cada vez más popular en América del Norte sorprende a los alumnos pidiéndoles que visionen clases informativas fuera del colegio, por lo general en los dispositivos móviles que siempre llevan consigo, para poder así dedicar más tiempo de clase a la aplicación (y no a la mera transmisión) de conceptos de la asignatura. Lo que antes se hacía en el aula pasa a ser tarea para la casa, de modo que en la escuela se hace mayor hincapié en los aspectos sociales del aprendizaje.